El exjugador argentino de rugby, Federico Martín Aramburú, fue asesinado a balazos a sus 42 años en el distrito 6 de París, uno de los lugares más bellos de la capital de Francia, en la orilla izquierda del río Sena. Esta madrugada, el exPuma se encontraba junto a un amigo en un bar ubicado en el Boulevard Saint-Germain y falleció a causa de los disparos que recibió en medio de una pelea de la que por el momento se conocen pocos datos.


En las últimas horas, el diario francés Rugby Rama informó que la brigada criminal a cargo de la investigación del caso habría identificado posiblemente al autor del disparo. El medio local citó al semanario Le Point que identificó al sospechoso como un conocido y mediático activista de la extrema derecha francesa.

Martín Aramburú formó parte del inolvidable tercer puesto de Los Pumas en el Mundial 2007. Había quedado fuera del plantel original, pero ingresó a último momento por José Núñez Piossek, que se lesionó. Federico hizo el try del punto bonus frente a Georgia que aseguró la clasifcación para los cuartos de final y luego marcó uno más recordado en el partido por el tercer puesto frente a Francia, en lo que fue la segunda victoria sobre los locales en aquella memorable competencia.

Jugaba de centro y se desempeñó como capitán del CASI en la final de la URBA con el SIC del 2003; perdió esa definición y al año siguiente se fue a jugar a Biarritz de Francia, en donde ganó dos títulos (2005 y 2006). Ya retirado de la actividad, en 2014, Aramburu fundó junto a Hegarty la agencia de viajes Esprit Basque, ubicada en Biarritz, localidad costera del suroeste.

Fuente: La Nacion

Foto: Laura Rearte

Compartir:

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *