Los All Blacks tuvieron su desquite y superaron a Los Pumas por 53-3 (parcial de 24-3), en el test correspondiente a la 4ª fecha del Rugby Championship, en la ciudad de Hamilton.

Con esta victoria, los Hombres de Negro escalaron a la cima del torneo, con un total de 10 unidades, mientras que los otros tres equipos quedaron con 9 puntos (ahora el combinado argentino tiene una diferencia de tantos de -27). En la otra función de la jornada del Rugby Championship, en Sydney, los Wallabies (habían ganado el primer test por 25-17) cayeron frente a Sudáfrica por 24-8. Los Springboks, que volvieron a ganar en suelo australiano después de nueve años, apoyaron cuatro tries (Damian de Allende, Canan Moodie, Franco Mostert y Makazole Mapimpi) y así obtuvieron el punto bonus.

El inicio los All Blacks impusieron el ritmo, y en la primera aproximación, a instantes del kick-off, Richie Mo’unga inauguró el marcador con un penal. Con dinámica y alta intensidad, en una embestida llegó al in-goal el pilar Ethan de Groot y así, en once minutos, los neozelandeses ya estaban al frente por 10-0. En otra réplica precisa, Caleb Clarke apoyó la segunda conquista, en medio de condiciones externas singulares (lluvia y pelota mojada), con las que los All Blacks se sintieron más cómodos.

Luego de ese comienzo predominante, el conjunto argentino de a poco consiguió más control, sus acciones ofensivas fueron más profundas y en uno de esos avances, logró descontar Emiliano Boffelli (3-17). Sin embargo, en otro avance certero y a partir de un scrum en franco ataque, desequilibró por el centro de la cancha Rieko Ioane (en ese pasaje estaban con un hombre de más por la amonestación de Lavanini). Tercer try e inobjetable supremacía de los dueños de casa para ir al descanso con un marcador favorable (24-3).

En el reinicio de las acciones, Richie Mo’unga estiró la distancia con un nuevo penal (27-3), y si bien la reacción de Los Pumas se advirtió en una mayor presencia en campo rival y con varias incursiones ofensivas beneficiosas, a esa insinuación de recomposición le faltó efectividad para poder ser trasladarla al marcador. Los All Blacks, en cambio, estuvieron certeros en sus proyecciones, y con cuatro nuevas conquistas (Jordie Barrett, Ardie Savea, Brodie Retallick y Beauden Barrett) alcanzaron una ventaja inalcanzable.

En la otra función de la jornada del Rugby Championship, en Sydney, los Wallabies (habían ganado el primer test por 25-17) cayeron frente a Sudáfrica por 24-8. Los Springboks, que volvieron a ganar en suelo australiano después de nueve años, apoyaron cuatro tries (Damian de Allende, Canan Moodie, Franco Mostert y Makazole Mapimpi) y así obtuvieron el punto bonus.

Foto: Prensa UAR / Gaspafotos

03.09.22

Compartir:

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *