World Rugby anunció que emprendió una revisión de sus “directrices transgénero específicas de rugby” a la luz de la “última investigación realizada” y generó un gran revuelo al afirmar que estaban comprometidos a “garantizar un entorno de juego seguro e inclusivo en todos los niveles del juego”

En una declaración a BBC Sport, el ente madre del rugby agregó: “la última investigación realizada por especialistas confirma que una reducción de testosterona no conduce a una reducción proporcional de masa, masa muscular, fuerza o potencia. Estos determinantes, importantes para el riesgo de lesiones y el rendimiento, siguen siendo significativamente elevados después de la supresión de testosterona”.

“Esto presenta un claro riesgo de seguridad cuando las mujeres transgénero juegan rugby de contacto femenino y esta posición se refleja en los borradores de las directrices que actualmente están en consulta con las partes interesadas. El Consejo Mundial de Rugby considerará el asunto este año más adelante”.

“El rugby es un deporte inclusivo e integrador y World Rugby está totalmente comprometido a continuar trabajando con especialistas para explorar las vías de participación apropiadas para los atletas transgénero y está financiando más investigaciones sobre la participación segura de todos los jugadores en el rugby”.

La decisión se espera para noviembre cuando las uniones voten sobre las propuestas en una reunión del Consejo Mundial de Rugby. La posible prohibición se informó por primera vez en The Guardian, que tuvo acceso al borrador de 38 páginas de World Rugby.

Un taller transgénero de World Rugby en febrero terminó con una “revisión exhaustiva” del deporte, que reunió a expertos de todo el mundo para analizar un “marco específico para todos y para el rugby, priorizando el bienestar, la inclusión y la equidad de los atletas”.

Una de las expertas que asistió al taller fue la Dra. Nicola Williams, directora del grupo de defensa de los derechos de las mujeres Fair Play for Women, quien describió la posición de World Rugby como “pionera” si continúa con la decisión. “La sensibilidad en torno a este tema y el temor de que las personas sean llamadas transfóbicas por plantear estas inquietudes hizo que la mayoría de los directivos hayan enterrado su cabeza en la tierra”, dijo a BBC Sport.

“Por lo tanto, World Rugby realmente debe ser elogiado por su valentía e integridad, por abordar este enfoque y seguir un enfoque basado en la ciencia”. Sin embargo, la física médica y mujer transgénero de la Universidad de Loughborough, Joanna Harper, quien también asistió al taller, dijo que no cree que una prohibición sea correcta.

“Ciertamente entiendo todo eso y creo que poner restricciones a las mujeres trans es algo razonable, pero ciertamente no estoy de acuerdo con esta idea de una prohibición total”, dijo Harper y agregó que “no creo que esto sea necesariamente el camino a seguir. World Rugby nos ha dado un mes para emitir respuestas y lo haré”.

La política actual transgénero de World Rugby sigue la política del Comité Olímpico Internacional (COI). Las pautas emitidas por el COI en noviembre de 2015 establecieron que las mujeres transgénero deben suprimir los niveles de testosterona durante al menos 12 meses antes de la competencia. La testosterona es una hormona que aumenta la masa muscular y los atletas en transición de mujer a hombre pueden participar sin restricciones, pero el COI actualmente está desarrollando nuevas pautas.

Fuente: ESPN – BBC

21.07.20

Compartir:

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *