En las últimas horas se completó en Casa Pumas la segunda concentración el plantel nacional, y algunas de las novedades están relacionadas, con la evolución de Matías Osadczuk (se lesionó la rodilla izquierda en los Juegos Olímpicos) y del cordobés Fernando Luna (se perdió los Juegos Olímpicos por la rotura del tendón rotuliano de la rodilla derecha), dos de los jugadores más experimentados y que se están reponiendo de sendas operaciones.

El head coach Santiago Gómez Cora continuó con la planificación de la temporada, y tuvo a disposición a 23 jugadores; cada uno de los integrantes del seleccionado nacional seguirá entrenándose en sus respectivas Academia, y el jueves 31 de marzo la delegación tiene previsto viajar rumbo a Singapur, escenario de la vuelta a la actividad en el circuito mundial. Los próximos compromisos de Los Pumas 7’s serán el Seven de Singapour (9 y 10 de abril) y el Seven de Vancouver (16 y 17 de abril), quinta y sexta escala del WRSS 2022.

En referencia a lo realizado en casi dos meses sin competir, Gómez Cora describió: “En las siete semanas previas al viaje a Singapur, planeamos cuatro concentraciones de alta intensidad, con la idea de mantenernos trabajando con mucha exigencia, tratando de simular ciertos momentos de competencia. Todo se pensó para tratar de no perder el ritmo de competencia, que es algo que el equipo necesita para mantener el nivel. Por eso, diseñamos dos bloques de dos semanas, separados en el medio por una semana de juego con los cuatro partidos que tuvimos con Uruguay. Al mismo tiempo, fuimos marcando las cosas del juego que tenemos que corregir. Siempre buscamos hacer las dos cosas: apuntalar la intensidad y mejorar rugbísticamente. Lo otro bueno que sucedió en estos días fue poder seguir de cerca la evolución de algunos chicos lesionados”, indicó el entrenador nacional.

Y en un ensayo de balance del estado de situación, Gómez Cora indicó: “Todo sete tiempo resultó muy positivo. Ahora bajamos un poco el ritmo, para reponer energías y prepararnos para encarar una gira muy exigente. Porque mas allá del regreso a competir después de un tiempo largo, también tenemos que ver cómo nos afectan los viajes. Históricamente, siempre tuvimos altos y bajos a lo largo de la temporada, y hay que ver qué sucede en esta oportunidad.

Compartir:

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *